La malta son granos de cereal que se han germinado produciendo unos niveles elevados de azúcares durante su germinación lo cual va a hacer que se endulce el cereal.

Granos de cereal germinados

 

La malta enzimática nos va a proporcionar un color más atractivo en la corteza, además de que conseguiremos que la corteza resulte mucho más crujiente y nos ayuda a prolongar naturalmente la vida del pan, aportando mayor frescura.

 

Entre otras propiedades que obtendremos si añadimos malta en nuestra elaboración, observaremos un color más dorado del pan, a la vez que se mejoran tanto la textura como el sabor del mismo. Además, facilita la absorción del agua por parte de la masa y ayuda a aumentar la elevación de la misma durante el horneado aportando una mayor porosidad y aroma intenso.

 

Horneado tradicional del pan

 

Es una fuente natural de enzimas amilosas, vitaminas y minerales, enriqueciendo las cantidad de azúcares presentes en la masa y optimizando su desarrollo. Es preciso usarla con prudencia para alcanzar el resultado óptimo en cuanto a estabilidad y frescura.

 

Pan con harina de malta enzimática

 

¿Os animáis a probar?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>